El desarrollo de cualquier sector siempre está marcado por la búsqueda de la calidad en el producto obtenido. La calidad en el sector de la pizarra ha evolucionado durante las últimas décadas mediante la aparición e intervención de  diferentes organismos, marcas y normativas destinados para tal fin.

La necesidad de la creación de una marca como Galician & Spanish Slate para hacer patente la calidad del producto es una realidad en un sector que busca nuevos mercados en los que la competencia con otros productos alternativos o pizarras de otras ubicaciones geográficas es cada vez mayor. Los marcados de calidad de los que dispone la pizarra de Galicia indican que es un producto de primera calidad.

marca-ceEl marcado CE es obligatorio desde el año 2006, esto supone la homogeneización de la gestión de calidad y las normas europeas para la pizarra, además de que aquellos productos que tengan esta marca cumplen unos requisitos esenciales de calidad para poder circular y ser comercializados en todos los países de la Unión Europea.

El marcado CE es la primera revolución de este siglo para el sector de la pizarra, que repercute en el beneficio del sector de la pizarra en Galicia. La pizarra importada de terceros países también deberá poseer este marcado, correspondiendo en este caso realizar la declaración de conformidad al mandatario del fabricante que se encuentre legalmente establecido en la UE. Esto supone un freno a la importación de pizarra de dudosa calidad desde otros países como China o Brasil.

NORMATIVA

Las normativas que regulan la calidad de la pizarra son de ámbito europeo y obligan a pasar a todo el producto por exhaustivos controles para garantizar el estándar de calidad.

Normas UNE-EN 12326-1, UNE-EN 12326-2 y UNE-EN 22190-3 EX

Hoy en día existen tres normas específicas para pizarra: la Norma UNE-EN 12326-1 “Especificaciones del producto”, la cual detalla los requisitos que se le exigen a la pizarra; la UNE-EN 12326-2 “Métodos de ensayo”, donde se especifican como han de realizarse dichos métodos de ensayo; y la UNE-EN 22190-3 EX “Sistemas de colocación”, donde se explican las diversas formas para la colocación en obras, así como, los recubrimientos necesarios.

Los ensayos establecidos en la Norma UNE-EN 12326-2 se pueden realizar en un organismo o laboratorio acreditado a tal efecto, y serán válidos para toda Europa, con lo que se pretende unificar los criterios en los distintos países. En el Centro Tecnológico de la Pizarra existe un laboratorio acreditado por ENAC donde se realizan dichos ensayos. Así se agiliza el mercado y se abaratan costes, ya que no habrá que ensayar la pizarra en los laboratorios de los países en los que se comercialice.

Los resultados obtenidos de los ensayos sobre las pizarras caracterizan a éstas, existiendo unos márgenes de aceptación para cada ensayo. En este punto conviene recalcar que estas normas ha sido realizadas por expertos reconocidos del sector de la pizarra provenientes de toda Europa, y los márgenes de aceptación que se han establecido concuerdan con lo que es la realidad de la pizarra para cubiertas, por supuesto inclinándose hacia una mejora de la calidad del producto.